Cifrado Whatsapp

En abril de 2016, WhatsApp globalizó un nuevo servicio de seguridad: el cifrado de extremo a extremo, una funcionalidad que protege las comunicaciones entre sus usuarios y evita así que terceros o la propia WhatsApp puedan verlas.

En cuanto a la implementación del servicio, éste se incluyó de forma automática en las nuevas versiones de WhatsApp posteriores a abril de 2016 y los usuarios recibieron una comunicación por parte de la compañía informándoles de la nueva funcionalidad.

cifrado whatsapp

Cifrado de extremo a extremo

Para entender que es el cifrado de WhatsApp, hay que hablar del concepto end to end. Este servicio significa que cualquier mensaje entre dos usuarios estará cifrado para el resto e incluso para la propia aplicación. Sólo el emisor y el receptor del mensaje tienen acceso a él y los mensajes no se almacenan en las bases de datos de WhatsApp sino en los teléfonos de los que participan en la conversación. El icono de un candado avisa de esa funcionalidad de seguridad WhatsApp, la cual posee un código de seguridad único para cada envío que sólo los usuarios que intervienen en la comunicación pueden conocer y que permite abrir los mensajes.

No obstante, WhatsApp sí conserva varios datos de las comunicaciones cifradas como la hora del envío de mensaje, los teléfonos del emisor y el receptor y otra información que legalmente debe guardar y que puede ser requerida por jueces o fuerzas de seguridad.

Cómo activar y desactivar el cifrado WhatsApp

WhatsApp, en su FAQ, además de explicar que es el cifrado de WhatsApp, informa a los usuarios que la funcionalidad cifrado de extremo a extremo está siempre disponible y no se puede desinstalar. Esto puede hacer pensar que todas las comunicaciones se realizan bajo este protocolo de seguridad WhatsApp. Sin embargo, la compañía de Facebook permite a los usuarios activar el cifrado WhatsApp de forma opcional en cada mensaje.

Para activar el cifrado WhatsApp, el usuario, al crear un mensaje, debe pulsar sobre la opción “Cifrado”, con lo que obtiene así un código QR y otro de 60 dígitos. Para cifrar el mensaje o conversación, el usuario destinatario debe leer el código QR con su móvil, o el usuario que crea el mensaje enviar el código de 60 dígitos para que el usuario receptor lo escriba en su teléfono.

En relación a desactivar el cifrado, este es un recurso que no existe realmente, pues, como informa la compañía, esta funcionalidad no se puede deshabilitar. Lo que sí se puede hacer es no incluir el cifrado en las conversaciones y evitar tener que confirmar el código de seguridad.

Ventajas y desventajas del cifrado de WhatsApp

La principal ventaja de este servicio es la protección de la privacidad de los usuarios, que ayuda a evitar que hackers lean los mensajes o accedan a fotos, audios o vídeos compartidos. El hecho de que tampoco WhatsApp pueda acceder a la información cifrada pone a la compañía por delante de otras como Google, que sí accede a servicios como Gmail con sus algoritmos de Adsense para ofrecer publicidad relacionada al contenido de los mensajes de los usuarios.

En el lado de las desventajas, hay que hablar del posible mal uso de este servicio que puedan realizar los delincuentes. ¿Qué ocurre con las personas que quieran cometer actividades delictivas? ¿Se puede vigilar la comunicación cifrada entre supuestos delincuentes? En cualquier caso, la mayoría de los usuarios han aplaudido esta nueva evolución en seguridad WhatsApp.